Escribimos como romanos

Con la aparición de la escritura en Mesopotamia sobre el 3500 a. C., surgen gran cantidad de soportes sobre los que plasmar textos escritos: el papiro y el pergamino son los más conocidos, pero hubo muchos otros.
En Roma, desde el S. I a. C. se contaba con un abecedario muy similar al actual y se desarrollaron distintas variantes y estilos tipográficos, usadas según el soporte sobre el que se escribiera.
Por esto, la escritura romana marca el inicio de la escritura del mundo actual.


¿Quieres saber más? ¡¡Nosotros te lo contamos!!







No hay comentarios:

Publicar un comentario