Tablillas de cera

Eran tablas de madera a las que se les practicaba un rebaje que se rellenaba con cera que posteriormente se ahumaba para que resaltasen las letras grabadas.
Estaban hechas de madera o marfil y se escribía en ellas con un punzón de madera, marfil, hueso o metal, llamado stilus.
Estas tabellae ceratae se utilizaban, sobre todo, para los ejercicios escolares, cuentas, borradores o algunos contratos.
Muchas veces estas tablillas podían estar unidas con cuerdas o con cierres formando una especie de libro; según el número de tablillas unidas se hablaba de duplices, triplices, multiplices.


















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada